Se que algunos estarán alucinando mientras leen el título de este artículo, pero son muchos los clientes que nos preguntan todos los días acerca de este tema y que hay de cierto en ello. Hoy queremos zanjar de una vez este mito que nunca llegó a ser real, pero que como muchos otros en la vida se fue extendiendo sin parar.

Cerrar las aplicaciones en segundo plano no ahorra batería

Mas bien todo lo contrario, podríamos afirmar que cerrar las aplicaciones en segundo plano de nuestro iPhone o iPad hará que nuestros dispositivos consuman más batería, su explicación es muy sencilla e incluso personajes conocidos como John Gruber o Daring Fireball lo han desmentido directamente en redes sociales y en blogs.

ios11-iphone7-switch-appsMientras mantenemos las aplicaciones abiertas en segundo plano estas no están en funcionamiento, sino que permanecen “congeladas” a la espera de que volvamos a utilizarlas. Es por esto que si las cerramos siempre después de usarlas, al volver a abrirlas nuestro sistema tendrá que volver a cargar los recursos necesarios para la apertura de la mismas, por el contrario, si la dejamos abierta en segundo plano, el sistema solo la retomará en el punto donde la dejamos.

Puede que si lo hacemos una vez a lo largo del día no notemos diferencia, pero si esta pequeña “obsesión” por cerrar todas las apps cada vez que las usáis se produce muy frecuentemente, el ahorro de batería será más que considerable a lo largo del día.

Esta premisa suele cumplirse en la gran mayoría de los casos y, aunque siempre puede haber alguna aplicación que no gestionen bien estos recursos, si hacemos una media siempre saldremos ganando, os lo aseguramos.

¿Cuando es interesante cerrar una aplicación en segundo plano?

A pesar de todo lo que os acabamos de contar, puede que haya alguna ocasión puntual en la que cerrar una aplicación en segundo plano sea interesante, nos explicamos. Puede que en algún momento notemos que alguna aplicación en concreto no funciona con normalidad, hace cosas extrañas o se ha quedado “pillada”. Es en estos casos puntuales cuando deberemos cerrar dicha aplicación para volver a abrirla y que siga funcionando correctamente.

Resumen

Este tema es un tema muy recurrente hace ya algunos años, e incluso algunos afirmarán que a ellos les va mejor cerrando las aplicaciones, puede ser, pero solo en casos puntuales en los que una app en concreto no está funcionando correctamente. Resumiendo, siempre que cerremos una o varias apps en segundo plano, y las volvamos a abrir poco después, estaremos obligando al sistema a abrir y cargar dicha aplicación desde cero, lo que conllevará un pequeño gasto de energía, que multiplicado por todas las veces que lo hagamos a lo largo del día puede generar bastante consumo.

Esperamos haber dejado lo más claro posible este tema, no obstante para cualquier duda o consulta podéis usar como siempre nuestros comentarios.

The following two tabs change content below.
Redactor y coordinador del Blog, para cualquier cosa que necesitéis ya sabéis donde encontrarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *