Cuando tenemos que hacer una presentación en público resulta casi imprescindible que acompañemos nuestro relato de alguna presentación animada con la que podamos afianzar nuestro discurso.

No obstante, ese material de apoyo que vamos a crear con Keynote, no servirá de nada, sino construimos dicha presentación teniendo en cuenta toda una serie aspectos que convertirán nuestro discurso en un relato multimedia mucho más entretenido y efectivo para el espectador.

De esta forma, en este artículo os vamos a dar una serie de claves que hay que tener en cuenta a la hora de crear una presentación con Keynote.

¿A qué público nos dirigimos?

Lo primero que tenemos que hacer cuando queremos realizar una exposición amena con una presentación en Keynote es saber a qué público nos vamos a dirigir o, dicho en otras palabras, cuál es nuestro público objetivo.

2. Los conceptos clave.

Una vez tengamos claro cuál es nuestro público, lo siguiente será exponer los conceptos más importantes que queremos contar en nuestro relato. Estos puntos clave, no son más que las ideas principales que queremos que queden en la mente del espectador, por ello, deberán estar plasmados de forma clara en nuestra presentación.

3. La presentación debe reforzar tu discurso, pero no al revés. Por ello, debemos evitar leer directamente desde la presentación, los locutores deben ser la figura fundamental de todo discurso bien compuesto. Tendremos que recordar siempre que la presentación realizada con Keynote, deberá el complemento ideal para reforzar nuestro mensaje en el espectador, pero en ningún caso, deberá convertirse en el elemento central del discurso.

4. Uso de tipografías claras y abiertas a la hora de incluir grandes párrafos de texto. Así, evitaremos que al espectador le cueste seguir la lectura de nuestra proyección. El diseño y el uso de la tipografía debe ser atractivo, pero sin olvidar su funcionalidad.

infografia-presentacion-keynote

5. El espectador como locutor.

En toda buena presentación, y siempre tras una idea que queramos destacar, debemos hacer que el espectador quiera participar en nuestro relato. Por ello, podemos ofrecer preguntas con las que el espectador reflexione sobre el mensaje, o incluso, para que este pueda participar en la construcción de nuestro mensaje.

6. Animaciones, transiciones y otros elementos que completen nuestra presentación.

Este último punto suele ser el más conflictivo y es que, cuando aprendemos a construir presentaciones animadas e interactivas con Keynote solemos cargarlas demasiado. Esto, en lugar de que el espectador se muestre más atento al mensaje, resulta cansino y por lo tanto contraproducente. Las animaciones deben servir para mantener una misma línea de tiempo entre el discurso hablado y el refuerzo gráfico. Si llenamos nuestras presentaciones de efectos complicados que destaquen demasiado, haremos que finalmente el espectador se pierda y por lo tanto, nuestro mensaje no llegue a ser todo lo efectivo que debería ser.

Así, una vez tenemos claros los 6 puntos relevantes para que nuestras presentaciones sean un éxito, ¿qué tal si vemos cómo creamos presentaciones efectivas con este software de Apple?

The following two tabs change content below.
Coordinadora de Formación en Goldenmac - Centro de Formación Autorizado Apple - Diseñadora gráfica, docente y amante de la fotografía. Todo en uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *