Sin duda, la batería de nuestros dispositivos es uno de los vienes más preciados en el día a día. Muchas veces hemos hablado de Trucos para estirar al máximo la batería de nuestro iPhone, pero hasta hoy no habíamos hablado de las baterías de los portátiles y la importancia de un buen cuidado.

Seguro que la gran mayoría conocemos pequeños trucos para hacer que la batería de nuestro MacBook dure un poco más y nos aguante hasta que podamos cargarla. Bajamos el brillo al máximo, desactivamos el Wifi y el Bluetooth o cerramos aquellas aplicaciones que no estamos usando, entre muchos otros que practicamos. Sin embargo, de lo que hoy os quiero hablar es de como cuidar vuestra batería, nada de trucos , simplemente unas pautas básicas de mantenimiento que os ayudará a tener vuestra batería como nueva y evitar su inevitable degradación el máximo tiempo posible, al menos mientras llega el Grafeno, ¿no?

Ciclos de carga

Las nuevas baterías de litio han evolucionado con el tiempo y una de los grandes avances en este campo fue el tema de la “memoria”. Ahora podemos cargar nuestra batería desde el 50% al 100% y esta solo consumirá medio ciclo, al contrario que hace unos años que nos habría consumido un ciclo entero.

ciclos-de-carga-baterías

La vida de nuestras batería se miden en ciclos, los modelos actuales de MacBook aseguran 1000 ciclos a un buen rendimiento, por los 300-500 de modelos anteriores a 2009. Consultar los ciclos de nuestra batería es sencillo, solo tendrás que seguir estos pasos:

  1. Nos dirigimos al menú de la manzana (), que está en la barra superior a la izquierda del todo, y seleccionamos la primera opción, “Acerca de este Mac”
  2. A continuación hacemos clic en la opción “Informe del sistema”
  3. Seleccionamos ahora el menú “Alimentación” en la lista de contenidos a la izquierda
  4. Por último, los ciclos de nuestra batería aparecen a la derecha, en el apartado “Información de la batería”

número-de-ciclos-baterias

Bueno, entrando en materia en este apartado de ciclos, lo importante es que evitemos, en la medida de lo posible, que nuestro equipo esté continuamente cargándose, enchufado a la corriente. Los electrones que componen nuestra batería necesitan hacer ejercicio y moverse para cumplir sus funciones, si dejamos siempre nuestra batería enchufada es como si dichos electrones estuviesen siempre tumbados en el sofá.

A pesar de que, como hemos dicho más arriba, las baterías han evolucionado mucho en el tema de las memorias, es bueno que de vez en cuando le enseñemos donde están sus límites, algo parecido a lo que hacíamos al calibrar la batería de nuestro iPhone. Debemos dejar, al menos 3-4 veces al año, que nuestra batería se descargue por completo, dejando que esta se apague sola e incluso intentado encender el equipo una vez que haya ocurrido, para agotar hasta la última gota de la misma. Esto la mantendrá en forma y conocerá sus límites.

Esto no quiere decir que ahora siempre debamos agotar la batería al máximo, en cada uno de sus ciclos, esto de hecho es contraproducente y bastará con agotar la misma entre el 40-60% en nuestro día a día.

Por último, si vas a dejar de usar la batería de tu MacBook durante un largo periodo de tiempo, los expertos aconsejan que cuando esto suceda no la dejemos completamente cargada ni descargado, lo mejor en estos casos de inactividad es dejarla en torno al 50%. Esto ayudará a que no se deteriore, ya que largos periodos de desuso son muy negativos para las mismas.

Temperatura

temperatura-equipo

Otro de los puntos importantes en torno al mantenimiento de nuestras baterías. La temperatura a la que funciona un portátil puede tener repercusiones en la duración de la misma y debemos asegurarnos de que cumplimos con lo recomendado.

Por norma general, la temperatura ambiente es la mejor a la hora de usar nuestro equipo, esto parece lógico, ya que es la mejor temperatura tb para nosotros. Sin embargo, debemos tener mucho cuidado donde dejamos nuestro portátil cuando no lo estamos usando, evitando dejarlo en el maletero del coche en verano o en el jardín en pleno invierno. Al contrario de lo que pueda parecer, tan importante es la temperatura mientras lo usamos como cuando dejamos de hacerlo.

El talón de Aquiles de las mismas es usar la batería de nuestro equipo a grandes temperaturas, y puede que nosotros no nos demos cuenta. Mucho cuidado al usar el equipo en la cama, encima de un cojín en el sofá o en mitad de la playa, puede que nosotros estemos fresquitos pero nuestro equipo no. Tenemos que mantener, en la medida de lo posible, nuestro equipo bien refrigerado, sin obstruir las salidas y en una superficie plana, lo más estable posible. Hay accesorios que te ayudarán a ello, pregunta en cualquiera de nuestras tiendas.

Ajustes

ajustes-baterias

Por último, es interesante revisar los ajustes de las opciones de energía, lo que en nuestro Mac llamamos “Economizador”. Podemos encontrarlo dentro de las “Preferencias del sistema” en la segunda fila.

Desde este menu podremos ajustar cuando entran en reposo la pantalla de nuestro equipo y el ordenador en general. Recuerda que la pantalla siempre debe entrar antes en reposo, lo normal es que lo haga en torno a los 10 minutos. También podremos programar cuando arrancar o apagar nuestro equipo, algo bastante útil en algunas situaciones concretas.

Resumen

Recuerda, cuanto menos trabajo haga nuestro equipo, menos funcionará nuestra batería y más nos durará a lo largo del día, es así de sencillo.

Intenta reducir la carga de trabajo en la medida de lo posible, cierra las aplicaciones que no estés usando, no mantengas muchas pestañas en el navegador, baja el brillo todo lo que puedas, cuidado con las conexiones inalámbricas y desconecta aquellos dispositivos que no estés usando, como un pendrive.

Si sigues estos consejos de mantenimiento que hemos estado viendo, la batería de tu MacBook durará muchos años a buen rendimiento, no lo dudes, merece la pena tenerlo en cuenta y lo agradecerás. Solo hay que programar dichos mantenimientos, por ejemplo en el Calendario de nuestro Mac.

Como siempre, cualquier duda o consulta relacionada con este artículo puedes hacerla en nuestros comentarios, justo aquí debajo, espero que os haya servido de ayuda y recuerda, si te ha gustado, compártelo.

The following two tabs change content below.
Redactor y coordinador del Blog, para cualquier cosa que necesitéis ya sabéis donde encontrarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *